¿Qué es AVAATE? | Contacto | RSS 2.0 | Mapa del sitio | | | Buscar
Asociación Vallisoletana de Afectad@s por las Antenas de Telecomunicaciones - AVAATE

Portada del sitio > Prensa > AVILES: Los vecinos de Fernández Balsera temen que el Ayuntamiento legalice (...)

AVILES: Los vecinos de Fernández Balsera temen que el Ayuntamiento legalice la antena. "Los vecinos venimos sufriendo todo tipo de trastornos continuos e injusticados que cesan al alejarnos de la antena. Entre ellos, citan algunos como naúseas, vómitos, hemorragias nasales, dolores de cabeza, irritación ocular, cansancio, ansiedad, nerviosismo, depresión e insomnio.

Miércoles 9 de julio de 2008 · 1909 lecturas

AVILES: Los vecinos de Fernández Balsera temen que el Ayuntamiento legalice la antena
Recuerdan que esta instalación incumple la ordenanza municipal y que existen ordenes para su retirada

09.07.08 - Y. L.| AVILÉS

Vecinos ante la antena de telefonía. / LVALas comunidades de propietarios de cuatro edificios de las calles Fernández Balsera, Claudio Luanco y Severo Ochoa, afectadas por una antena de telefonía móvil, temen que el Ayuntamiento vaya a legalizar la instalación, pese a que incumple la ordenanza municipal de antenas de telefonía.
Los vecinos recuerdan que esta instalación carece de licencia de obra desde 1999, se encuentra a 119 metros de un centro hospitalario (Hospital Avilés) y crea numerosos transtornos de salud a quienes viven en su área de influencia.
Según el artículo 3 de la ordenanza municipal: No se permitirá la implantación de estas instalaciones en la proximidad de centros educativos, deportivos, sanitarios y geriátricos, espectro de población más propensa a resultar afectada en salud. En estos emplazamientos se evitará cualquier tipo de instalación a una distancia menor de doscientos metros.
Los vecinos iniciaron su pelea contra esta instalación en 1999 y ya en ese ańo, el 11 de octubre, comienzan los requerimientos del Ayuntamiento a la compańía propietaria de la antena para que subsane deficiencias de la misma, sin que hubiera respuesta positiva. Y de hecho, el 31 de octubre de 2000, el Ayuntamiento ordena la demolición, según mantienen los inquilinos de los edificios afectados.
El intercambio de requisitos y alegaciones, actuaciones incumplidas de demolición son los episodios que han vivido los vecinos en los últimos ocho ańos. El último del 14 de abril de 2008, cuando el Ayuntamiento remite a la compańía una orden de desactivación inmediata y de nuevo un plazo de dos meses para que legalice la situación.
Como respuesta, la compańía hace una obra y tira un cable nuevo para aumentar la capacidad. El próximo 20 de este mes se cumplen los dos meses dados a la empresa por el Ayuntamiento y los vecinos temen que la decisión de la administración local pueda ser la legalización final de las instalaciones, a pesar de que incumple la normativa y de que los vecinos durante este tiempo venimos sufriendo todo tipo de trastornos continuos e injusticados que cesan al alejarnos de la antena.
Entre ellos, citan algunos como naúseas, vómitos, hemorragias nasales, dolores de cabeza, irritación ocular, cansancio, ansiedad, nerviosismo, depresión e insomnio. A los que suman otras enfermedades más graves como patologías cardiovasculares o tumoraciones malignas que han desarrollado algunas personas tiempo después de la instalación de la antena.
Las comunidades de propietarios insisten en que debe retirarse esta instalación y cumplirse la ordenanza municipal, así como las órdenes que en los últimos ańos ha emitido la administración local para el cese de la actividad.

Ver la noticia original AQUÍ