¿Qué es AVAATE? | Contacto | RSS 2.0 | Mapa del sitio | | | Buscar

Asociación Vallisoletana de Afectad@s por las Antenas de Telecomunicaciones - AVAATE

Portada del sitio > Prensa > Noticias desde México (Guaymas): "Antenas asesinas"

Noticias desde México (Guaymas): "Antenas asesinas"

Viernes 7 de julio de 2006 · 5369 lecturas

Arrecian guaymenses
Vs. “antenas asesinas”

Reciben solidaridad internacional desde Espańa, que dicen estar dispuestos a ayudarles con opiniones sobre el tema

Preparan ciudadanos protestas ante sedes del Gobierno de Sonora y del Poder Judicial Federal en Hermosillo

Fernando Villa Escárciga

Mientras parlotean con su inocencia temprana, casi mil nińas y nińos de dos escuelas son amenazados por un monstruo en ciernes: Una gigantesca antena de telefonía que, según estudios, irradiará letales ondas de maldad.

Son pequeńos de entre seis y doce ańos de edad, alumnos de las primarias Alvaro Obregón y Abelardo L. Rodríguez y por cuya salud sus padres luchan contra el corrupto actuar de las instituciones de gobierno.

Amenazas, desdén y silencio son las respuestas que durante meses han recibido cientos de colonos guaymenses que sólo reclaman un derecho elemental: Un ambiente seguro para sus hijos.

Estudian, analizan y enarbolan argumentos contra problemas surgidos de la modernidad, como la polución electromagnética que provocan los artefactos que desde el 2004 hieren el cielo y la tranquilidad social.

Cáncer, alteraciones al ADN, serios riesgos para los nińos, mujeres y ancianos, cefaleas, alergias y trastornos emocionales se atribuyen a las ondas que desprenden las antenas de telefonía móvil o celular.

Es la lucha contra la instalación de esas antenas que como hongos se diseminan por la ciudad bajo el cobijo negligente del Ayuntamiento de Guaymas para provocar la irritación de la gente.

Es la lucha contra las “antenas asesinas”, como las bautizó aquí un locutor de radio mientras recibía decenas de llamadas de personas enojadas por la proliferación de estos artefactos en la ciudad.

“Estamos hartos y enojados, pero dispuestos a seguir dando la pelea. Es por nuestro hijos”, expresa Rosa María Uruchurtu Díaz, madre de familia en la colonia Petrolera, que exige se cancele una torre telefónica al norte del puerto.

Son más de veinte antenas por toda la ciudad, todas en zonas densamente pobladas y con permiso de construcción del gobierno municipal que, insensible a los reclamos, otorgó anuencias para luego arrepentirse.

Varios de los vecinos afectados, entre ellos maestros y abogados, piden se omita sus nombres porque han recibido amenazas de “gente de arriba”, lo mismo que insultos y hasta demandas por reclamar sus derechos.

En contraparte, les alientan las manifestaciones solidarias internacionales como las recibidas de la Asociación de Vecinos Contra Radiaciones Nocivas de L’Escala (Girona) de Espańa.

El lío social tiende a acrecentarse con diversas formas de protesta, desde plantones frente a la sede del Ayuntamiento, marchas por las calles de la ciudad y hasta el bloqueo de la carretera México-Nogales.

De varias colonias han surgido activistas y ciudadanos en constante protesta, como de Las Villas, Cerro Gandareńo, Las Plazas, Fovisste, San Vicente, Fraccionamiento Sonora, Termoeléctrica, Monte Lolita y Los Ríos.

También de las colonias Golondrinas, del Centro en la calle 20, La Petrolera, Las Palmas y otros sectores cuyos vecinos expusieron su inconformidad al gobierno municipal por su anuencia a las empresas telefónicas.

“Una y otra vez nos mintió el entonces alcalde Carlos Zataráin González, el primer responsable de esto que podría derivar en serios problemas de salud pública”, seńala Rosa María.

Igual acusan al director de Control Urbano, Luis Miguel Padilla Juárez, a quien se denunció por violentar la Ley de Responsabilidades de los Funcionarios Públicos del Estado y los Municipios.

Con la anuencia del alcalde, Padilla Juárez otorgó permisos de uso de suelo a las telefónicas pese a las protestas civiles que enarbolaron estudios sobre los riesgos a la salud que implican los artefactos.

En opinión del gobierno municipal, recuerdan, al principio se decía que las torres de hierro y su operación para telefonía no representaban dańo alguno: “Sólo es psicosis de la gente”, se burló Zataráin.

Cáncer al acecho
Sin embargo, los inconformes están bien nutridos de investigaciones científicas nacionales e internacionales sobre los nocivos efectos de la electropolución sobre las personas.

Esgrimen que en otros estados del país, como Chihuahua, Guerrero y Morelos los gobiernos estatales, incluidos los Congresos, rechazaron la instalación de antenas para salvaguardar el bienestar público.

Los guaymenses se preocupan por posibles casos de cáncer que, como en la colonia Cuauhtémoc de Hermosillo donde se dice que aparecieron 43 casos posiblemente vinculados con antenas, podrían surgir en las colonias del puerto.

Ante la presión ciudadana, el Ayuntamiento por conducto de Martín Larios Velarde, director de Infraestructura Urbana y Ecología, en mayo 11 del 2006 canceló un permiso de construcción a la Operadora UNEFON.

Sin embargo, pese a tratarse de un acto consumado, la telefónica respondió con furia y con la anuencia del titular del Juzgado de II Distrito, Jorge Raúl Valencia Ruiz, del Poder Judicial de la Federación.

Magnánimo, el juez concedió un amparo con suspensiones incidentales a la empresa para la construcción de nueve antenas en Guaymas, ordenando al gobierno municipal a acatar la resolución.

Lo que parece un juego de complicidades simuladas entre el Ayuntamiento y la telefónica, que busca ganar tiempo mientras continúan las obras, igual podría ser aprovechado por los ciudadanos inconformes.

Se prevé que en los próximos días cientos de mujeres, hombres y nińos, familias enteras, se trasladen a la capital sonorense antes del 13 de julio para exigir al juez una resolución conforme a derecho y contra la empresa.

“No daremos un paso atrás, en esta lucha disputamos el derecho de nuestros hijos a vivir en un ambiente saludable, como se enmarca en la Constitución de la República y la Ley de Equilibrio Ecológico”, dicen.

El reclamo de los inconformes llegará hasta la sede del Poder Judicial de la Federación en la capital de Sonora, así como hasta el palacio donde despacha el gobernador Eduardo Bours Castelo, a quien pedirán su intervención.

Solidaridad internacional
Un saludo solidario a los ciudadanos de Guaymas en protesta contra la instalación de antenas de telefonía celular, remitió desde Espańa la Asociación de Vecinos Contra Radiaciones Nocivas de L’Escala (Girona).

“Nuestro más sincero saludo solidario con los guaymenses en su lucha contra antenas de telefonía móvil”, expresaron los ciudadanos espańoles a través de un correo electrónico surgido desde la nación europea.

Desde hace meses arreció aquí la resistencia civil ante la amenaza que representan dichas instalaciones, cuya polución ambiental podría provocar cáncer y otros males incurables, según científicos internacionales.

En Espańa, organismos civiles y de padres de familia igual han creado frentes de resistencia en escuelas públicas y privadas, desde preescolar hasta educación preparatoria en casi todas las provincias del país.

“Estamos dispuestos a ayudarlos”, expresó a los guaymenses la Asociación de Vecinos Contra Radiaciones Nocivas, “para que también se libren de la lacra que supone la emisión de radiaciones electromagnéticas provenientes de antenas y otras fuentes de electropolución”.

Con el mensaje solidario y la disposición de ayuda, el organismo cívico espańol puso a disposición de los guaymenses el correo electrónico avecorn hotmail.com, para mantenerse intercomunicados y brindarles información sobre el tema.

Por sus hijos
En este mensaje de connotación internacional, que ubica a Guaymas, México, en la mira de organismos defensores del ambiente y la salud, los europeos recuerdan que no hay motivos para confiar en la respuesta de las autoridades.

No cejen en su lucha, grupos ciudadanos de Holanda, Francia, Inglaterra, Canadá, Grecia, Noruega y otras naciones del mundo también han tenido éxito en su resistencia contra la las antenas de polución ambiental, manifestaron.

La Oficialidad está sospechosamente al lado de las compańías operadoras de telefonía móvil, tal y como hemos podido comprobar en multitud de ocasiones con nuestra experiencia, advirtieron.

Apuntaron que, por experiencia, saben que el comportamiento de los Ayuntamientos es de falsedades:

“Por un lado dicen querer ayudar a los ciudadanos que se consideran afectados y por otro se apoyan en versiones oficiales y tiemblan ante la perspectiva de quedarse sin cobertura para la telefonía móvil”, dicen los espańoles.

Compartimos la preocupación y sabemos que no es cosa nuestra o sólo de ustedes, sino una preocupación internacional, como se puede comprobar en las noticias sobre el tema en todo el mundo, expusieron.

La Asociación de Vecinos Contra Radiaciones Nocivas de L’Escala (Girona) de Espańa, es “una asociación de vecinos, que ante todo somos padres de familia con una gran preocupación por los peligros que han asumido durante algún tiempo nuestros hijos”.

Y cuando hablan de sus hijos, los espańoles lo dicen en serio: Han participado en la organización de familias de cerca de cien escuelas y colegios, desde preescolar hasta bachiller, en lucha contra las antenas contaminantes:

Son más de 85 colegios y centros de enseńanza organizados de Jaén, Pamplona, Toledo, Sevilla, Valladolid, Girona, Galicia, Eivissa, Palencia, Málaga, La Coruńa, Córdoba, Teruel, Las Canarias, Madrid, Cádiz, León, Barcelona, Baleares, Zamora, Alicante, Murcia, Tarragona y otras ciudades.

Además de tener éxito en su lucha, expresan que “tras conseguir desactivar nuestras antenas más próximas, estamos dispuestos a ayudar a otros a que también se libren de la lacra que supone la emisión de radiaciones electromagnéticas provenientes de antenas”.

Un reciente reporte de la Asociación Civil Cuidado Antenas, de la nación ibérica, expone que recientes estudios Alemania e Israel constataro un aumento de entre 3,5 y 4,15 veces las probabilidades de contraer cáncer en el radio de acción de 400 metros alrededor de una antena de telefonía móvil.

Animales y personas
Mientras se acumulan los argumentos científicos, los inconformes de Guaymas han remitido oficio tras oficio al Ayuntamiento, algunos con la firma de 320 vecinos, para que se suspenda la instalación de antenas.

Desde hace meses han demandado intervención del gobierno; la respuesta fue el silencio mientras crecían una tras otras las torres por doquier.

“Si nuestro gobierno actualmente por decreto protege a los animales y a las plantas de áreas reservadas, con mayor razón debe actuar para proteger a la gente”, manifestó un profesor de educación primaria.

Mientras de la autoridad surgen complicidades y silencios, los ciudadanos mantienen la tendencia a fortalecer su organización y lucha por la defensa de sus derechos con la posible creación de un organismo civil.

Por lo pronto, ya pusieron a Guaymas en “el mapa” de los grupos internacionales que siguen de cerca la lucha de los porteńos en su quijotesca lucha contra los modernos “molinos de viento” y su fatal electropolución.

Si quieres hacernos un comentario, por favor escribe un CORREO a avaate@avaate.org o utiliza este FORMULARIO DE CONTACTO. Muchas gracias.


Enviar un mensaje