¿Qué es AVAATE? | Contacto | RSS 2.0 | Mapa del sitio | | | Buscar

Asociación Vallisoletana de Afectad@s por las Antenas de Telecomunicaciones - AVAATE

Portada del sitio > Documentos > Estudios Científicos > Importante estudio encargado por el gobierno Holandés

Las antenas de tercera generación (UMTS) provocan efectos cognitivos y afectan a la salud de las personas

Importante estudio encargado por el gobierno Holandés

Domingo 13 de noviembre de 2005 · 2947 lecturas

Las seńales de radio de la nueva generación de servicios de telefonía móvil pueden causar dolores de cabeza y nauseas, según un estudio realizado por tres ministerios holandeses sobre el impacto de las redes de datos del futuro sobre la salud.
El estudio, el primero de este tipo, comparó el impacto de la radiación de las estaciones base usadas por la red actual de telefonía móvil frente a las nuevas redes para la tercera generación (3G). Éstas últimas realizan una transferencia rápida de datos que permite contar con servicios como videoconferencias a través del móvil. Una estación base, que por lo general cubre un área de varios kilómetros cuadrados, transmite seńales a los teléfonos mediante un campo electromagnético. "El grupo que estuvo expuesto a las estaciones base de tercera generación se detectó un impacto significativo (...). Experimentaron
sensaciones de hormigueo, dolores de cabeza y nauseas", explicó una portavoz del ministerio de Economía. Además las funciones cognitivas como la memoria y el tiempo de respuesta aumentaron tanto en las seńales de los 3G como en los tradicionales, reveló el estudio. El estudio encuentra diferencias significativas para el tiempo de reacción y la capacidad de filtrar información irrelevante en sujetos sometidos a ondas GSM (900). Por su parte para el sistema DCS (1800) encuentra diferencias significativas para la capacidad memorística y para el test dual (tiempo de reacción y filtrado de información irelevante conjuntamente) con respecto al placebo. Los ministros holandeses responsables de Asuntos Económicos, Salud y Telecomunicaciones aseguraron que era necesario realizar un seguimiento para confirmar los resultados así como para determinar los efectos a largo plazo sobre la salud y sus causas
biológicas. El portavoz ańadió que el estudio también será discutido con la Comisión Europea. Las pruebas de laboratorio doble ciego -que significa que ningún participante del sondeo sabía si una estación de base estaba transmitiendo seńales o no- expusieron a los sujetos participantes a las intensidades promedio de la radiación emitida por las redes de tercera
generación cuando se comercialicen. La asociación GSM, una organización de operadores de telecomunicaciones de móviles, declaró que está estudiando los resultados y que todavía no puede hacer comentarios. El estudio fue realizado por el Instituto Holandés de Investigación Tecnológica (TNO), ha sido el primero en encontrar un impacto negativo significativo de las estaciones base 3G. Todavía no existen datos concluyentes que confirmen si los teléfonos de segunda generación causan tumores cerebrales. En este sentido se esperan los resultados de un estudio de la Agencia Internacional en Investigación del Cáncer, previstos para finales de 2003. Los trabajos anteriores, al igual que el holandés, encontraron que las radiaciones de los móviles alteran las funciones cognitivas. Sin embargo, en el presente estudio no se examinó la emisión de los aparatos, sino la de las estaciones base. Los teléfonos emiten una radiación más potente cuando se emplean, mientras que la estaciones transmiten ondas a un nivel más bajo, pero de forma constante. Todo indica, por tanto, que la tercera generación es más perjudicial, para la salud de las personas y el medio ambiente que las anteriores.

Si quieres hacernos un comentario, por favor escribe un CORREO a avaate@avaate.org o utiliza este FORMULARIO DE CONTACTO. Muchas gracias.


Enviar un mensaje

Apoyo económico