¿Qué es AVAATE? | Contacto | RSS 2.0 | Mapa del sitio | | | Buscar

Asociación Vallisoletana de Afectad@s por las Antenas de Telecomunicaciones - AVAATE

Portada del sitio > Campañas > El “Congreso Mundial de la Telefonía móvil” de Barcelona sigue sin informar de (...)

El “Congreso Mundial de la Telefonía móvil” de Barcelona sigue sin informar de los riesgos para niñas y niños de sus productos

Jueves 8 de marzo de 2018 · 223 lecturas

http://www.peccem.org/DocumentacionDescarga/Plataforma-Estatal/notasprensa/Nota.prensa.PECCEM.07.03.2018.pdf

El “Congreso Mundial de la Telefonía móvil” de Barcelona sigue sin informar de los riesgos para niñas y niños de sus productos

Un año más las llamadas al principio de precaución, ante un uso inmoderado de los dispositivos inalámbricos, han estado ausentes en el Mobile World Congress.

Actualmente son numerosas las llamadas a la precaución tanto a nivel estatal, europeo como mundial, que alertan de los riesgos del uso/abuso precoz infantojuvenil del móvil/tabletas y pantallas en general, así como de otros dispositivos inalámbricos, invitando a postergar/limitar el uso de dichos dispositivos, así como educar en un uso moderado de los mismos.

Avisos y llamadas de agencias sanitarias, expertos y asociaciones profesionales desde el ámbito del bioelectromagnetismo, biología, medicina, pediatría, psicología, psiquiatría, drogodependencias y conductas adictivas, pedagogía, neurología, obstetricia, etc., aluden a problemáticas como las siguientes:

Mayor vulnerabilidad infantojuvenil a los efectos potenciales de los campos electromagnéticos de las radiofrecuencias (mayor penetración craneal, órganos en desarrollo, mayor riesgo potencial por exposición precoz) y para la adquisición de comportamientos adictivos (cerebro en proceso de maduración, menor control de la impulsividad y de la planificación a largo plazo, menor resistencia a la publicidad y a la presión grupal, …).
Problemas comportamentales, conductuales, cognitivos y anímicos (déficit de atención, problemas de sueño, hiperactividad, agresividad, fobias, intentos de suicidio, menor rendimiento escolar, depresión, ...)
Dificultades en el desarrollo del lenguaje, adquisición de vocabulario y comprensión de textos.
Pasividad, alteración de la comunicación familiar, problemas de socialización relacionados a aprendizaje deficitario en las relaciones sociales y en el manejo de las emociones, fracaso y acoso escolar (ciberacoso).
Sedentarismo tecnológico: Sobrepeso y mayor riesgo de obesidad infantil y problemas relacionados.
Problemas de visión y musculoesqueléticos, cefaleas ...
La Resolución 1815 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE), instó urgentemente en 2011 a sus estados miembros a “tomar todas las medidas razonables para reducir la exposición a campos electromagnéticos, especialmente a las radiofrecuencias emitidas por los teléfonos móviles, en particular la exposición en niños y jóvenes, para quienes el riesgo de tumores en la cabeza parece mayor”, aplicar el Principio ALARA (“tan bajo como sea razonablemente alcanzable”) reduciendo drásticamente los niveles legales de exposición atendiendo a los efectos biológicos, primando la conexión a internet por cable ante el Wi-Fi en las aulas (eliminado de escuelas infantiles en países como Francia, Chipre o Israel, y en ayuntamientos como Hospitalet de Llobregat, y limitado o eliminado su uso en primaria ) e implicando a la comunidad educativa en campañas que alerten de los “riesgos específicos del uso precoz, indiscriminado y prolongado de los teléfonos móviles y de otros dispositivos que emiten microondas”.

Agencias sanitarias gubernativas de más de 20 países, así como instituciones académicas, asociaciones profesionales de medicina ambiental, pediatría y salud pública, que representan a miles de profesionales, y llamamientos científicos internacionales como el de 2015, difunden consejos para minimizar la exposición a los campos electromagnéticos de radiofrecuencias, especialmente a la población infantojuvenil por su mayor vulnerabilidad a los riesgos potenciales, especialmente a largo plazo. El Informe Bioinitiative recoge desde 2007, un creciente cuerpo de investigaciones científicas que reportan graves daños para la salud de este tipo de tecnologías. El Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer de la OMS clasificó en 2011 a las radiofrecuencias como “posible carcinogénico en humanos” y su presidente llamó a empezar a reducir su exposición. Las actualizaciones del Informe BioInitiative del 2014 y 2016 plantean clasificarlas ya como “carcinógeno humano conocido” como el tabaco y el amianto.

El lobismo de la industria presente en el “Mobile World Congress” y la salud pública

Científicos y sociedad civil aluden a la independencia y transparencia, abogadas por el Consejo de Europa, en sus denuncias recurrentes de los conflictos de interés detectados en los comités científicos o consultivos implicados en valorar/determinar los límites vigentes de radiofrecuencias (grupo de trabajo de la OMS, ICNIRP, SCENIHR, CESE, CCARS …), límites basados en criterios solo térmicos y de corto plazo (en los que basan su legitimidad el cuestionado despliegue de las redes 5G). Si en 2015 el caso Volkswagen destapó el fraude contra la salud pública, de trucar las emisiones de los coches diésel, el caso «Phonegate» (2017) destapa el fraude de que el 89% de los teléfonos móviles testados entre 2011 y 2015 por la Agencia Nacional de Frecuencias francesa superasen los límites legales de la Tasa de absorción específica (SAR).

El Congreso de los móviles eclipsó y olvidó a las personas afectadas de Electrosensibilidad (EHS)

Recientemente se anunció el proceso de reconocimiento de los Síndromes de Sensibilización Central (que incluyen esta problemática emergente) por médicos de atención primaria, y el 1º reconocimiento judicial de «gran invalidez», a nivel estatal, a una persona EHS. La propia ciudad de Barcelona, unos meses antes, acogió el encuentro médico del “I Congreso Europeo de Síndrome de Sensibilidad Central”, que reclamó la inclusión de dicho síndrome en la actualización de la Clasificación Internacional de Enfermedades.

Conciliar el desarrollo de las tecnologías de la comunicación con la protección de la salud

Las organizaciones sociales que conformamos la Plataforma Estatal Contra la Contaminación Electromagnética (PECCEM), apostamos para que en eventos como el Mobile World Congress se potencie el uso de dispositivos biocompatibles, y se alerten de los riesgos del uso precoz, indiscriminado y prolongado de los móviles y otros dispositivos/redes inalámbricas, educando sobre cómo reducirlos.

Desde la PECCEM, solicitamos a las distintas administraciones aplicar las recomendaciones de la Resolución 1815/2011 del Consejo de Europa (ya solicitado por diferentes parlamentos autonómicos, diputaciones y ayuntamientos), recomendaciones recogidas y desarrolladas en el Manifiesto Europeo por una regulación de la exposición a los campos electromagnéticos (CEM) que proteja realmente la salud pública que cuenta entre sus apoyos a científicos, investigadores y expertos, colegios y asociaciones profesionales, y representantes de organizaciones de la sociedad civil [defensores de la salud, consumidores, vecinos, ambientalistas, ecologistas, sindicalistas, madres y padres, personas afectadas de síndromes de sensibilización central y de tumores cerebrales, ...) procedentes de 26 países.

Por último, desde la PECCEM hacemos un llamamiento urgente a la responsabilidad pública de la comunidad informativa de nuestro país, para que se informe, conozca y difunda las implicaciones, dimensiones y consecuencias de esta problemática de salud pública.

Desde las diferentes comunidades autónomas, el grupo de Coordinación de la Plataforma Estatal Contra la Contaminación Electromagnética, 5 de marzo de 2018

La Plataforma Estatal Contra la Contaminación Electromagnética (PECCEM) se compone de Confederaciones y federaciones de asociaciones vecinales (como CEAV, FRAVM, CAVA,...), colectivos ecologistas y ambientalistas (como los más de 300 grupos que componen la confederación de Ecologistas en Acción), asociaciones de padres y madres, de consumidores (como FACUA de Castilla y León), de personas afectadas de síndromes de sensibilización central como la electrosensibilidad y la sensibilidad química múltiple (como EQSDS y SOS EHS-EASC) y de colectivos y asociaciones, en general, preocupadas por los efectos para la salud de la creciente contaminación electromagnética (como la asociación pionera AVAATE)
— 

Plataforma Estatal contra la Contaminación Electromagnética

http://www.peccem.org/
https://www.facebook.com/peccem

Si quieres hacernos un comentario, por favor escribe un CORREO a avaate@avaate.org o utiliza este FORMULARIO DE CONTACTO. Muchas gracias.


Enviar un mensaje

Apoyo económico